El nuevo reglamento de la UE empuja la tokenización de activos

¿Qué es MiCA?

MiCA (Markets in Crypto-assets en inglés), también llamada Mercados de Criptoactivos, consiste en el
marco legal propuesto por la Unión Europea. Tiene el objetivo de regular los criptoactivos actualmente
no cubiertos por las legislaciones de los servicios financieros actuales. Esto incluye todo, desde los
tokens de pago y NFTs, hasta las Utility Tokens.
El objetivo de MiCa es el de apoyar la innovación y la competición justa de los servicios relacionados
con criptoactivos, con gran enfoque en la protección del consumidor e inversor. Esto también incluye
medidas en contra de la manipulación de mercado y la prevención del blanqueo de dinero, terrorismo
financiero y otras actividades criminales.

¿Qué pasa con las Security Tokens?

Las Security Tokens, sin embargo, son algo arbitrarias debido a que, de hecho, estas son valores que
están siendo regulados bajo las legislaciones de los servicios financieros actuales. La particularidad de
estos valores existe en que el acuerdo y la custodia de estos, reside en una blockchain. Así que, ¿en
qué categoría corresponden las Security Tokens, dentro del proceso regulatorio a nivel europeo?

Reglamento (UE) 2022/858

Solo hace justo unos días que entró en vigor una nueva legislación, específicamente para criptoactivos
ya cubiertos por las legislaciones de los servicios financieros.
Esta nueva regulación es parte del amplio paquete de finanzas digitales de la comisión europea,
formando parte MiCa de esta, propuesta en setiembre de 2020.
Un paquete “con el objetivo de crear un sector financiero europeo competitivo, que proporcione a los
consumidores acceso a los innovadores productos financieros, a la vez que asegurando protección y
estabilidad financiera”

¿Qué significa esto?

Como puedes ver en el whitepaper de Brickken, trabajamos específicamente con valores,
concretamente Acciones y Bonos, de los cuales puedes leer más aquí.
Esta regulación introduce que los instrumentos financieros DLT (Distributed Ledger Technology) o
tecnologías de libro mayor distribuido, son entendidos como instrumentos financieros tradicionales,
los cuales son emitidos, transferidos y almacenados en un distributed ledger o ledger distributivo.
Debido a que esta tecnología permite la compraventa a tiempo real, liquidación de transacciones y la
auto custodia, la regulación combina estas características con las estructuras tradicionales.
La regulación 858 representa la primera acción concreta en esta área, y el objetivo es crear un régimen
piloto para las infraestructuras de mercados basados en blockchain y otras tecnologías DLT. Una acción
que pretende probar el potencial de alejarse de la necesidad de que las empresas de inversión
autorizadas, entidades de crédito y otras grandes instituciones, tengan que actuar como
intermediarios. Un enfoque que permita un acercamiento más dinámico a los usuarios, donde se
proporcione una exención temporal de la obligación de intermediarios, siempre que existan medidas
de seguridad adecuadas para proteger al inversor

¿Qué es un régimen piloto?

Más comúnmente mencionado como enfoque de caja de arena (sandbox approach), algunos de
vosotros podéis reconocerlo, ya que Brickken ha participado en un proyecto similar en conjunción con
el gobierno español y el CNMV.
Esencialmente, es un término utilizado en la industria Fintech, y se refiere a una herramienta para
desarrollar regulaciones referentes a tecnología. Este enfoque permite a los reguladores crear
respuestas regulatorias en función de los resultados obtenidos.
Se permite a las entidades trabajar con la nueva tecnología junto a una supervisión de los responsables
políticos, eximiendo a los participantes de la normativa actual, para poder testear en un entorno
seguro, antes de que sea puesta en marcha cualquier ley actual que pueda impedir el funcionamiento
de esta.
En este caso, el régimen piloto permite a las infraestructuras de mercado DLT de no estar sujetas a los
requerimientos especificados en las legislaciones de los servicios financieros europeos, como MiCa y
requerimientos de intermediarios.
Debido a la limitada experiencia en cuanto a la compraventa de criptoactivos calificados como
instrumentos financieros (como las Security Tokens), los legisladores europeos ganarán experiencia a
la hora de identificar los ajustes necesarios para la legislación europea de los servicios financieros, para
establecer un completo desarrollo de la emisión, custodia, compraventa y acuerdos de estos
instrumentos.

¿Qué significa esto para Brickken?